L’Ajuntament de la Bisbal del Penedès s’adhereix al Manifest de la Diada Nacional de Catalunya de l’Associació Catalana de Municipis

Bona Diada Nacional de Catalunya! L’Ajuntament de la Bisbal del Penedès s’adhereix, un any més, al manifest de l’Associació Catalana de Municipis.


¡Feliz Diada Nacional de Cataluña! El Ayuntamiento de la Bisbal del Penedès se adhiere, un año más, al manifiesto de la Asociación Catalana de Municipios.


Traducción al castellano: Manifiesto Diada Nacional de Catalunya (2021)

Municipalismo es libertad

Los países de todo el mundo tienen marcado en su calendario la Fiesta Nacional como fecha simbólica, de reivindicación del orgullo nacional y para compartir en todo el mundo su forma de hacer y ser.

Así es la Diada Nacional de Catalunya: El 11 de septiembre de cada año colgamos la senyera en los balcones y plazas para reafirmar un sentimiento de identidad, de pertenencia y de mirada hacia nuestras raíces como país.

Este año, por segundo año consecutivo, lo hacemos viviendo momentos difíciles a causa de la pandemia. Llevamos dos años luchando contra el virus, que se ha llevado por el camino a compañeros, amigos y familiares, y desde todos los pueblos y ciudades lo hemos dado todo para proteger a la gente, para atender a las personas que han sufrido y para impulsar la reactivación.

Los municipios hemos centrado todos nuestros esfuerzos en dar respuesta a los múltiples retos que la pandemia ha generado. Desde la proximidad, con políticas imaginativas, con esfuerzo, con constancia y una característica que siempre ha regido el municipalismo: estar presente y estar al lado de la ciudadanía a cualquier hora y en cualquier momento.

Lo hemos estado siempre y cada año, por la Diada Nacional, afianzamos nuestro compromiso con la gente, con su día a día, pero también en acompañarlos en sus deseos y sus preocupaciones.

La auténtica conmemoración del 11 de septiembre no es la de la caída de Barcelona, ni solamente es la Diada Nacional de Catalunya. El 11 de septiembre conmemoramos la tenacidad de un pueblo que unido (más allá de las clases sociales, el género o la ideología), fue capaz de luchar, de protegerse y de ser resiliente. Así es el pueblo de Catalunya.

Por todo ello, un año más, estamos aquí para reivindicar el derecho a decidir de los ciudadanos y ciudadanas catalanes. El derecho a ejercer de forma cívica, democrática y radicalmente pacífica la libertad individual y colectiva de las catalanas y catalanes, vengan de donde vengan y piensen lo que piensen. Y en este camino el municipalismo siempre será un aliado del pueblo de Catalunya, en la defensa de sus ideas, pese a la represión política y judicial y a los encarcelamientos.

La Diada Nacional de Catalunya conmemora la capacidad de resiliencia de los catalanes y catalanas, ejemplifica la constancia ante las adversidades, la perseverancia en la defensa de las libertades y la democracia pese a las agresiones, la suma y la diversidad ante quien quiere restar y homogeneizar.

El municipalismo es todo esto, constancia, sensibilidad, respeto, proximidad, diversidad, democracia y, sobre todo, es libertad. O lo que es lo mismo, es la capacidad de trabajar para mejorar la calidad de vida y las oportunidades de todas las vecinas y vecinos, vivan donde vivan, sin ninguna distinción. Las servidoras y servidores públicos de los pueblos y ciudades seguiremos caminando con el objetivo de conseguir un país mejor y más justo, un país más libre, y un país que tenga en cuenta a las personas.

¡Visca Catalunya!